La Sierra de Guara es conocida por sus cañones y barrancos, pero quizás uno de los más emblemáticos sea el  Mascún Superior.

Hablamos de un barranco de montaña, con una aproximación más o menos larga (2h30), un descenso variado y tecnico donde es necesario dominar el rapel (4h30), y un buen paseo de vuelta(2h). Una actividad completa para disfrutar del descenso de barrancos y la naturaleza salvaje de Guara.

Nuestro punto de partida sera Alquézar. Después de un buen desayuno, y un tramo en coche, preparamos las mochilas y nos disponemos a subir por el camino de la Costera, la primera parte de la aproximación. Antes de lo que pensamos habremos llegado a los dos grandes Quejigos que nos señalan la cercania del pueblo abandonado de Otin. Luego, el camino se suaviza, y se convierte en pista, hasta llegar a la bifurcación que va hacia Nasarre, donde saldremos hacia el Este, o bien iremos hacia Letosa (esta segunda más fácil, aunque un poco más larga).

En cualquier caso, estamos llegando al Saltador de las Lañas, punto de comienzo del barranco:

En la foto superior un caudal medio-bajo, y la parte inferior, un caudal medio-alto.

Con caudal elevado puede causar problemas para acceder al rapel de la derecha, asi que sera aqui donde revaluaremos el nivel del agua.

Más adelante, encontraremos las Cascadas de Peña Guara, una sucesión de marmitas y cascadas que finalizan en un bonito rapel.

El Rapel con la cascada.

Todavia queda mucho barranco. Se intercalan zonas de marcha con rapeles, y los Oscuros, la parte intermedia del barranco y una de las zonas más alucinantes de toda la Sierra.

Después de los Oscuros, se alternan zonas de caos y de marcha a pie. Dependiendo del momento, habra más o menos agua, llegandose casi a secar a finales de primavera.

El tramo que nos queda es caminar a pie, disfrutando de un paisaje karstico de primer orden como es este Barranco de Mascún.

Javier R.
Guias Buenaventura.